El Servicio de Nefrología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla ha adoptado nuevas medidas de prevención del contagio del coronavirus. 

Con el fin de reducir el riesgo de contagio las consultas de trasplante serán de forma telefónica. El paciente debe ir a hacerse la analítica como hasta ahora, pero la consulta con el médico se hará por teléfono. El médico revisará su analítica y hará las prescripciones que considere oportunas. Los volantes y cita para la siguiente revisión será enviada por correo junto con la receta electrónica si fuese necesario. Adicionalmente, han formado dos equipos de médicos para poder garantizar la atención si algún médico se infecta. Desde ALCER Cantabria recordamos una vez más las recomendaciones que se pueden resumir en extremar la higiene y evitar las aglomeraciones.