¿QUÉ ES LA INSUFICIENCIA RENAL CRÓNICA (IRC)?

Los riñones dejan de realizar su función. 

La insuficiencia renal (IRC) se produce cuando los riñones dejan de realizar sus funciones y son incapaces de fabricar orina, o si la fabrican es como "agua" sin eliminar las sustancias tóxicas de nuestro organismo. El resultado es la acumulación de líquidos y desechos en el cuerpo que nos provocan malestar, y que resulta muy peligroso para la vida si no se resuelve con algún tratamiento alternativo.

 

CAUSAS DE LA INSUFICIENCIA RENAL

Las principales causas de la insuficiencia renal crónica son:

  • Problemas vasculares: hipertensión (34%)
  • Diabetes (19%)
  • Glomerulonefritis (15%)
  • Otras

La elevación de la edad media de vida de la población en general, el aumento de consumo de sal y de grasas (mayor obesidad), el consumo de alcohol, la vida sedentaria, el estrés..., han convertido a la hipertensión y la diabetes en las primeras causas de entrada en un programa de diálisis.

 

LA PREDIÁLISIS: LA ANTESALA A LA DIÁLISIS

Se trata de los cuidados necesarios que el médico determina cuando existe IRC, pero aún no está tan avanzado que precise de diálisis. Cada paciente requiere de unos cuidados conforme su diagnóstico y el avance de su enfermedad, pero, en general, habrá limitación en la ingesta de sal para el control de la tensión arterial y limitación de la ingesta de proteínas que permitirán alargar el estado de prediálisis ralentizando lo máximo posible la progresión de la enfermedad. Esta fase varía en su duración en función de cada persona y sus condiciones particulares pero puede estar entre unos meses y varios años. 

 

TRATAMIENTOS SUSTITUTIVOS

Los riñones son dos órganos que se ocupan, entre otras cosas, de limpiar la sangre de las toxinas que se producen en el cuerpo. Cuando los riñones no funcionan hay que seguir manteniendo limpia la sangre.

El trasplante, la Hemodiálisis y la Diálisis Peritoneal son técnicas que permiten a las personas cuyos riñones no funcionan, seguir llevando una vida relativamente normal. Sin embargo, ninguna de estas técnicas está exenta de problemas, por lo que puede ser necesario cambiar de un tratamiento a otro.